#29MHUELGAGENERAL

Finalmente se convoca Huelga General para el 29 de Marzo. Se veía venir y no había otra opción posible a quienes se oponen a la reforma laboral.

Rajoy decía en Europa que su reforma le costaría una huelga

Lo daba por hecho, así pues no hacer esta huelga habría sido dar rienda suelta a las aspiraciones de la CEOE con esta reforma y por supuesto un sopló inesperado de aire fresco al gobierno para afrontar la mayor y más dura reforma de la democracia. Pero no caigamos en el error de pensar que ir a la huelga servirá para algo, no, en realidad sólo figurará como lo previsto en la hoja de ruta de este gobierno, que posiblemente esperaba y aguardaba aún más movilizaciones de una sociedad y unos sindicatos adormecidos por el propio devenir de la crisis, sin voto primero, sin voz ahora ni representatividad en la calle.

Motivos hay para ir a una huelga, pero ¿hay ganas?

Cuesta entender que una reforma laboral que elimina muchos de los derechos de los trabajadores conseguidos a lo largo de décadas no hayan sido motivo de inmediato para que unos sindicatos que realmente hagan sus papel (representantes de los trabajadores) hayan convocado una huelga general de inmediato, y no esperar a que se apruebe por el congreso para entonces convocar con la boca pequeña la Huelga General. En realidad lo que se desprende de la actitud de sindicatos y la sociedad es Resignación.

¿TE HA GUSTADO ESTE POST?

Suscríbete y recibe nuevos posts como este y contenidos exclusivos de mi blog directamente en tu email.

No te enviaré spam.

One comment

  1. megapureta dice:

    Lo que no tenemos en este país desde hace ya mucho tiempo, es conciencia de pueblo, lo nuestro es ir por libre, eso sí, despues criticar en el bar a todo bicho viviente, se nos da de maravilla, pero a la hora de unirnos para intentar que no nos dejen sin los derechos que nuestros padres y abuelos tanto sufrieron para conseguir, no hay manera, estamos… aborregaos, así nos va y peor que nos irá si no tomamos conciencia pronto de que en nuestra mano está la solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *