Una acampada no es un fin

Venía barruntando desde hace unos días la misma idea, las acampadas empezaban a perder el sentido de ser, se han convertido en un fin. Antes, al principio, sólo fueron un medio para dar continuación a la manifestación del 15M.

Y es que, el convertir una acampada en espacios micro-poblacionales ha  desvirtuado y emborronado el fin básico de todo el movimiento. Allí se fue el primer día para aprobar un manifiesto, debatir propuestas y decidir llevarlas a cabo por los medios que fueran consensuados por la asamblea, ¿dónde ha quedado eso que era tan básico?.

Luego ya sabemos lo que ha venido, que si los talleres de Yoga, de Feminismo, de Psicología… que yo lo veo muy bien, que apoyo a quienes se han ofrecido a prestar gratuitamente ese tipo de servicios, pero ese no es el fin de esta revolución y con todo ello el mensaje, que era lo más importante, se ha ido diluyendo como un azucarillo en un café.

A todo esto hay que sumar el problema añadido de mantener las acampadas, una acampada no se puede mantener de forma indefinida, no es posible ni entendible que haya gente que piense en ello como solución y respuesta al futuro para mantener el movimiento.

Ahora caben dos opciones, a mi modo de ver, una es acabar con las acampadas progresivamente, voluntariamente, de forma organizada, pacifica, con sistemas de coordinación y mayoría de acuerdo en consenso de mínimos. La otra es acabar por ser desalojados, seguramente con duras intervenciones de la policía, con menos apoyos de medios y personas,  y sin estar de acuerdo en consenso de mínimos.

¿TE HA GUSTADO ESTE POST?

Suscríbete y recibe nuevos posts como este y contenidos exclusivos de mi blog directamente en tu email.

No te enviaré spam.

6 comentarios

  1. Helena says:

    Tal y como lo contáis #acampadamurcia debe ser poco más o menos un circo… Las comisiones tienen sentido cuando participa mucha gente (para articular la acción) y los talleres espirituales son fundamentales (dado el absurdo mundo en el que vivimos mucha gente necesita recuperar cierto equilibrio). Seamos realistas, a mi también me gustaría que todo el mundo estuviera preparado pero no es así, el diálogo es muy necesario y muy largo, que no infinito, pero estamos acostumbrados a lo inmediato e incluso a lo instantáneo. Paciencia compañeros, seguimos trabajando en ello.

  2. Helena says:

    Hola, qué tal. Vale, sospechaba que iban por ahí los tiros, gracias por confirmarlo con este mensaje. ¿En serio la #acampadamurcia se ha convertido en eso? En fin, estas cosas pasan, pero me gustaría darte mi punto de vista.

    Empezaré por decir que estoy a favor del movimiento, entendiendo DRY como posibilidad, ahora bien, posibilidad de qué. Hace un par de días yo también me llevé un bofetón, no precisamente por los resultados electorales (porque era predecible que en una semana no terminásemos definitivamente con el bipartidismo) sino porque bajé por segunda vez a Sol para apuntarme en la comisión de Comunicación (soy directora de arte y pensé que allí es donde más eficiente podría resultar mi esfuerzo) ¿Sabes qué encontré? Te lo diré, la lista de voluntarios era infinita y desde el centro neurálgico no pudieron darme ningún contacto ni pauta alguna porque están totalmente desbordados. De regreso a casa me crucé con una asamblea (#periodismorealya) cuyo corro superaba en número las cien personas, no me molesté en escuchar porque he asumido que el objetivo no es exactamente alcanzar un consenso.

    ¿A qué me refiero? Esto es una opinión mía, una conclusión que saqué esa misma noche, el 15M no se ha montado para exigir una reforma inmediata de nada, se ha montado para salvar la brecha de la izquierda y la derecha (de ahí su carácter “apartidista”) porque la sociedad no está aun preparada para votar sin miedo, en este país no se vota un programa como todos sabemos, se vota para que no salga la oposición aunque el partido al que se pertenezca esté totalmente podrido, voto de cuna… Resumiendo, resulta frustrante (sabe a muy poco) ver que esto no avanza tal y como muchos esperábamos pero sinceramente creo que nos habíamos hecho una idea muy equivocada.

    No se trata de perder la paciencia. Al consultar la pagina oficial encontramos los mismos puntos que había fijados en un principio, es decir, a pesar de todas las propuestas, algunas disparatadas y otras serias, el diálogo no progresa (al menos no en el sentido de enriquecer cualitativa ni cuantitativamente el tema), no obstante es el fin en si mismo. Debemos tener en cuenta que el porcentaje de población que ha desarrollado un pensamiento crítico es muy bajo (el sistema educativo es cada vez más precario) y los medios de comunicación una vergüenza parecida al servicio de la clase política, pero son el mejor reflejo de esto que escribo.

    Entonces ¿Quiere esto decir que no podemos esperar nada? No, tenemos que seguir esperando todo con lo que hemos estado soñando pero tenemos que centrar nuestra acción en educar a la gente para que piense y elija libremente en lugar de que siga gobernada por el miedo inconsciente. Esto es una tarea larga y difícil pero una vez que alcancemos ese objetivo el cambio político que perseguimos es pan comido. Ya lo dice Savater al inicio de su “Ética para Amador” nadie nos enseña cómo afrontar las cuestiones realmente importantes de la vida, la escuela está orientada a insertar al individuo en un mercado de trabajo (por cierto absurdo). También nos lo han estado recordando estos días algunas voces de peso como Jose Luis San Pedro, Eduardo Galeano y Punset, y muchos otros más a menudo (Buckay, Elsa Punset, Saramago, y un largo etc.) aunque haga mucho más ruido la panda de Belén Esteban.

    He dicho. Siento la extensión del comentario. Un saludo

    • ramgon says:

      Helena, como bien cuentas,todo se ha desbordado, ir a lo básico, a lo que nos unía y fuera burocracia, comisiones y talleres espirituales.

      Un saludo

  3. ramgon says:

    Pues Dave, tienes mucha razón en lo que dices, yo me identifico bastante con tu caso, fui sólo, sin conocer a nadie a la manifestación, acudí la primera noche, igual, sólo, porque creía en lo que allí nos juntaba, lo demás en lo que se ha convertido esto ya lo cuentas tú muy bien.

    Creo que de esto aprenderemos, seguro. Un saludo.

  4. DaveMurcia says:

    Totalmente de acuerdo contigo. He intentado preguntártelo por twitter pero supongo que estarás repleto de RT, mensajes y demás (te encargabas de comunicación, verdad?).

    Yo también me siento así, estuve el primer día pero esto que estoy viendo ahora (lo del 7 coronas, 7RM, perroflauteo) es MUY distinto a lo que había aquel día en la plaza del ayuntamiento.

    Me van a tachar de todo y me van a poner de vuelta y media, pero creo que el hecho de que más del 50% de las personas que se han quedado sean de extrema izquierda (por así decirlo, gente con camisetas del ché, república al poder, mucho decir, y poco hacer política) ha influido en este cambio de tuerca que parece haber tenido lugar. He visto el video de 7RM y de verdad, me ha dado verguenza. Verguenza del manifiesto, verguenza de la manera de llevar a cabo la acción.

    Y ojo, yo soy el primero que fue a la manifestación solo, a la aventura, y luego estuve en la primera acampada, y he apoyado y apoyo todo esto a tope, pero ahora mismo lo que estoy viendo NO me representa, no quiero que me vinculen a eso. Mi objetivo era hablar y debatir sobre política para poder elaborar una propuesta “real” (sí, como la democracia que pedimos) para tenerla por bandera común y luchar por que nos escuchase la clase política. Yo luchaba por algo muy serio, me sorprende que estén más pendientes de si hoy dan bocadillo de chorizo o si esta pancarta me ha quedado super ingeniosa.

Déjame tus comentarios