Objetivo mayoría absoluta

Para el 20-N son muchas las encuestas que dan vencedor por mayoría absoluta al Partido Popular, una situación que dejaría el camino despejado a Rajoy para aplicar todas aquellas medidas que considere necesarias sin ninguna  alternativa en el arco parlamentario que realmente tenga algo que decir.

Existen partidarios de que así sea, de que se escenifique una mayoría absoluta pues aportaría una mayor estabilidad al país a la hora de emprender medidas que de ningún modo serán fáciles de tomar. Pero por contra existe la tendencia contraria a esto desde la izquierda, partiendo de la creencia de que dicha mayoría no sería el resultado de un apoyo real de la ciudadanía, sino el desencanto, desapego y decepción de toda la izquierda en general por la política y sus políticos reflejado en una masiva abstención.

En el PSOE andan ya a contrarreloj pero con vuelta perdida

Desde poco después de la elección de Rubalcaba, arranco con fuerza, pero sin duda las decisiones últimas de Zapatero le han lastrado aún más y a sólo un mes casi el apoyo en forma de votos sigue siendo el mismo alejado de los 10 puntos de diferencia del PP. Realmente sólo cabe un objetivo, y desde el PSOE deberían fijarlo como una máxima, algo real, lejos de la utopía de llegar a La Moncloa, evitar la mayoría absoluta del PP.

¿Cómo evitar una mayoría absoluta del PP?

Los socialistas e Izquierda Unida son los que más desgaste han tenido en perdida de electorado, que descontento por distintos motivos no van a votarles. Así pues, la clave esta en la capacidad de movilizar a votantes por parte de otros partidos que aporten otro punto de vista a la política en nuestro país. Equo y UPyD tienen mucho que decir y aunque estos últimos no son un partido de izquierda siempre podrían arañar algún voto de aquel elector de centro que nunca votará al PP o IU por considerarlos los extremos del arco parlamentario. Con Equo la incógnita es mayor aún, partido ecologista, de izquierdas y que podría atraer electorado tanto de IU como PSOE que no votarían a IU, su mayor lastre lo reciente de su creación y la dificultad para lograr difusión.

Concluyendo, dependerá de la capacidad de los partidos minoritarios para conseguir esos votos, sobre todo lo de PSOE que irían a la abstención, para frenar una mayoría absoluta de los populares que a día de hoy es muy factible.

¿TE HA GUSTADO ESTE POST?

Suscríbete y recibe nuevos posts como este y contenidos exclusivos de mi blog directamente en tu email.

No te enviaré spam.

Déjame tus comentarios