La realidad es internet, el cine no debe negarla

gonzalez-macho-1

Enrique González Macho, director de la academia, hacía hace unos días en la gala de los Goya  un discurso muy al hilo de la actual crisis del cine y su difícil relación con internet, evitó nombrar en todo momento la palabra piratería, pero en cambio evidenció un discurso pasado, antiguo, conservador, cerrado y que evidenciaba la ignorancia y miedo que el cine español profesa a internet e cualquiera de sus vertientes.

“La realidad por el momento, y probablemente por un tiempo demasiado largo, es que Internet no forma todavía parte de la actividad económica del cine. No dudamos que va a formar parte esencial en el futuro, pero ese futuro todavía no ha llegado.”

Pero también cayó en incongruencias, como admitir que internautas somos todos y en cambio negar la participación de todos los internautas como usuarios y consumidores de un modo  u otro del cine, ¿cómo es posible ser internauta y hacer cine y abstraerse de la propia red? No entiendo que sea posible.

"Todos somos internautas y debemos legislar con respeto y consideración, pero internet todavía no forma parte de la actividad económica del cine"

De por sí en la promoción de las propias producciones internet ya esta demostrado que juega un papel fundamental en algunos casos, como pueden ser las redes sociales, pero existe la tentación por parte de mucha gente del cine en negar los beneficios de la red, en seguir viendo la red como una amenaza más que como una oportunidad.

Internet es una herramienta fundamental para el cine, tiene un potencial enorme que sigue son ser explotado convenientemente, los usuarios y espectadores están, sin embargo no está la industria.  Conviene recordar que plataformas como Netflix que han tenido un rotundo éxito en Estados Unidos se han echado atrás y finalmente no desembarcarán en España. ¿Motivos? pues principalmente por los requisitos de unas distribuidoras que quieren imponer unas condiciones que impiden cambiar el modelo de negocio.

El discurso en general era una contestación clara y directa al del año pasado pronunciado por Alex de la Iglesia, éste último escoció, y mucho en el seno de la academia, probablemente lo pronunciado este año entierra esa supuesta ruptura o punto de inflexión por el que abogaba el Ex director de la academia. El tiempo, como algunos pronosticaban ya el año pasado hará más relevante si cabe el discurso de Alex de la Iglesia.

El cine español tiene graves problemas, los orígenes no son la falta de taquilla y la piratería, sino la falta de autocrítica, la incapacidad para evolucionar con la sociedad hacia una reconversión completa de su industria, en definitiva seguir de espaldas a los problemas reales y no afrontarlos con valentía.

¿TE HA GUSTADO ESTE POST?

Suscríbete y recibe nuevos posts como este y contenidos exclusivos de mi blog directamente en tu email.

No te enviaré spam.

Déjame tus comentarios