Indignados, no es lo mismo

Somos los seres humanos muy dados a encasillarnos, calificarnos y meternos en grupos. Inconscientemente incluso, aunque no lo queramos acabamos formando parte de algo que no queremos.

Con los medios de comunicación pasa algo parecido, les gusta la idea de tener controlado un grupo, poner nombres e imagen para dar a esa noticia un todo más fácil de manejar y explicar, aunque no se ciña  a la realidad tal cual.  Cuando se habla de grandes grupos de personas se tiende a generalizar y no se recogen las particularidades, y en eso todos somos parte, todos caemos en el mismo tipo de error.

Basta decir que los miles de personas que están acampados y los que salieron el #15m a la calle no son las mismas, de esas que salieron a la calle en proporción sólo unas pocas forman parte de las acampadas, desarrollan y participan en asambleas y reciben la atención de los medios que les erigen como los representantes del movimiento.

Hace muchos días que la representatividad de esas asambleas no es amparada por quienes mayoritariamente participaban o apoyaban la manifestación del 15m,  y es hora de abrir los ojos a otras realidades, las de otros grupos de personas que no opinan igual que los acampados, que no comparten algunas de las decisiones, ideología o rumbo que están tomando. Estos grupos, no son más que una alternativa que entiende que son otras las motivaciones por las que salieron a la calle, cuya finalidad no era la de acampar, la de hacer talleres de Yoga, espiritualidad, feminismo etc. sino demostrar su indignación con esta democracia que tenemos. 

Es necesario no mirar más el ombligo de las acampadas, echar un vistazo a lo que mucha otra gente desde fuera reclama, organiza y ofrece, porque distintos puntos de vista son necesarios para que el movimiento 15m siga adelante.  Así me consta que esta sucediendo en Madrid y otros puntos de España, donde se esta cocinando otras alternativas para seguir promoviendo el movimiento 15m. Y es que si de algo no estamos faltos es de voluntad, con distintos puntos de vista, pero con un objetivo claro, seguir con el movimiento 15m.

Por estas razones, no es plausible llamar indignados a unos y otros , acampados o no, unos serán acampados indignados, otros indignados a secas.

¿TE HA GUSTADO ESTE POST?

Suscríbete y recibe nuevos posts como este y contenidos exclusivos de mi blog directamente en tu email.

No te enviaré spam.

Déjame tus comentarios