Diario de un parado: hacer más de lo que cobras

Hacía tiempo que no dedicaba unos minutos a escribir un post con este título, en realidad debería de llamarlo de otro modo, puesto que, en realidad ya no soy parado. Me explico. Ahora soy demandante de mejora de empleo, el porqué es sencillo, se me acabó el paro que cobraba y me ofrecieron desde una academia dar clases extraescolares, me dieron de alta, así que como me quería inscribir en esa tómbola llamada proceso de selección para el aeropuerto internacional de Murcia, pues no me quedaba otra.

Ahora mi situación, pese a no considerárseme parado, no difiere en mucho, casi no tengo ingresos, lo poco que gano con esas clases me dan para pagarme la gasolina y muy poco más, no compensa aguantar 13 niños corriendo por una pista y tener que lidiar con sus ansías de hacer lo que les viene en gana, pero en fin, en lo que hay, que con resignación diría cualquiera.

Voy a contar lo relativo a la última oferta de trabajo que he tenido, se trata de un puesto de administrativo de personal, contratado primero por una ETT y luego en teoría tras tres meses por la empresa con carácter estable. Hasta ahí todo bien, sin embargo si añado datos, información acerca del puesto y tenemos en cuenta el salario la cosa ya chirria por todos lados, 900 € brutos, jornadas de mañana y tarde de lunes a viernes, responsabilidad de gestionar toda la administración de personal de una empresa y añaden a esas funciones un  “otras que exija las circunstancias”.

¿Cómo se explica que un administrativo cobre 900€ brutos? pues sencillo, trabajas como administrativo,desempeñas todas las funciones inherentes a ese puesto, sin embargo  en tu contrato te ponen como auxiliar administrativo. Y me pregunto yo, ¿y la inspección de trabajo no verifica que se esta cometiendo un fraude respecto a la categoría de contratos de trabajo? Y no, no es el único caso, ni la única empresa que hace esto, es una costumbre, un modo generalizado por el cual trabajas más de lo que en el contrato que firmas pone. Esa misma situación también ocurrió en mi último trabajo y por supuesto en anteriores.

Responsabilidad y salario, por desgracia no van de la mano, no lo iban en tiempos de bonanza, ahora en crisis aún menos, las empresas se aprovechan del exceso de demanda de empleo para atar en corto a quienes buscamos un trabajo y el todo vale esta más que nunca ahora de moda.

¿En qué repercute todo esto? pues en un menor poder adquisitivo que ha ido a más los últimos años. Los españoles, seguimos teniendo sueldos mucho más bajos que la UE y eso es una tendencia, triste pero cierta.

¿TE HA GUSTADO ESTE POST?

Suscríbete y recibe nuevos posts como este y contenidos exclusivos de mi blog directamente en tu email.

No te enviaré spam.

Déjame tus comentarios