Así fue el #SOS48

Phoenix en el sos 4.8

La séptima edición del SOS 4.8 ha cumplido con lo esperado, siendo fiel a lo que ha venido siendo siempre durante estos años, esa seña de identidad en el modo organizativo, y en una mezcla de estilos y artistas que han hecho disfrutar a  70.000 asistentes (contando los de ambas jornadas de viernes y sábado), récord de asistencia pese a contar con un cartel mucho más limitado respecto a ediciones anteriores.

Jornada del Viernes

Comenzaba el festival con una tarde calurosa ante el desparpajo que mostraban los muy jóvenes Belako en el escenario Jagermeister, esta banda promete, gran sorpresa entre muchas de las caras de los que asistimos. Empezaron con retraso de unos veinte minutos y eso permitió que se resolviese la disyuntiva que teníamos muchos entre ver el concierto de Varry Brava o el de La Habitación Roja en el escenario Estrella Levante, que coincidían  prácticamente, nos permitiera ver a los segundos y buena parte de los primeros. Los valencianos con el sol de frente parecieron no verse afectados en un más que correcto concierto en el que sonaron muy bien y tomaron mucho protagonismo temas nuevos de su disco recién presentado como  “Si tú te vas”, “La moneda en el aire”, “De cine” o “Tanto por hacer” , eso sí, finalizaron con un tema de su anterior disco, “Indestructibles”. Acabado el concierto en el otro escenario los murcianos ponían a bailar ya al mucho público que se congregaba con “Ritual”, “No gires” y “Radiactivo”, final de locura. Entre medias presentaron dos nuevos temas, uno de ellos “Oh, Oui, Oui”, además de nuevo bajista y batería en la banda que sustituyen a la reciente baja de los hermanos Gas.

Para las nueve de la noche el fenómeno Izal se plantaba en el escenario principal, increíble la capacidad de convocatoria de esta banda que como viene siendo habitual en sus conciertos suma fans por miles. Más tarde, las guitarras y rock clásico arrasaron en el escenario grande por parte de The Strypes que sin ofrecer nada espectacular ni innovador fueron un buen punto de partida para calentar aún más el ambiente antes de la aparición de The Kooks. La banda de Luke Pritchard se presentaba por segunda vez en el festival, esta vez como cabezas de cartel y no se sabe si por ello quizás se esperaba más de lo que ofrecieron. Muchos nuevos temas de su reciente single y de su próximo disco que sonaron muy flojos, además de por supuesto desconocidos, algo que contribuyo a que el público en ningún momento conectará. Sólo se salvaron temas tan conocidos como “Sofa song”, “Eddie`s gun”, “Sway” o “Naive”, tema con el que cerraron una floja actuación.

La media noche había llegado, ya quedaban sin duda los más esperados, The Prodigy, que una vez más (repiten en el SOS 4.8) no defraudaron con su puesta en escena de luces y sonido o temas que incitan a la locura colectiva como “Smack my bitch up” y “Firestarter”. Para quien quisiera más electrónica Is Tropical era una buena opción para cerrar una jornada que fue más floja de lo esperado, sobre todo si comparamos con otras ediciones.

Jornada del Sábado

El sábado la media de edad se notaba que había subido bastante, nombres como Pet Shot Boys, Fangoria, Damon Albarn o Neuman tenían quizás buena culpa de ello, precisamente con los últimos empezaba la jornada el escenario Jagermeister. El directo de los murcianos fue quizás el mejor de ese escenario, pese a las horas, la conexión con el público fue inmediata con temas como “By fear”, “Hell” o la presentación de alguno nuevo como  “Tell you” derrochando energía en la práctica totalidad de los temas, tal que cerca del final del concierto a Paco, su cantante, se le desconectó su guitarra eléctrica. A continuación todas las miradas ya estaban puestas en el escenario principal y Damon Albarn.

El ex-líder de Blur y Gorillaz se presentó en el escenario trajeado, como un buen gentleman inglés, sobriedad y elegancia, eso mismo que desprendía con cada tema nuevo que interpretó, ya fuera al piano, con guitarra acústica o eléctrica junto a su banda los Heavy Seas. Aunque no faltó conexión con el público, algo que le llevo a encaramarse junto a la valla en dos ocasiones, lo cierto es que echamos de menos algunas canciones de Blur ya míticas. Un buen concierto, por momentos muy intímo y que finalizó con dos canciones acompañado de un coro gospel, “Mr Tembo” y “Tender”.

Lo grande de la noche, y mejor actuación del festival, llegaba con Phoenix, los franceses se ganaron al público a base de un directo que sonaba demoledor, lleno de energía y con una puesta en escena que incluía imágenes en el fondo que resultaba muy interesante. “Lisztomania” o “Entertaiment” pusieron a bailar a todos los miles de entusiasmados que abarrotaban el recinto antes de que al final del concierto Thomas Mars se lanzase y dejase llevar en volandas durante metros por las primeras filas mientras cantaba como broche final a un concierto impecable.

La noche seguía en el Jager con unos Miss Caffeina  cuyo cantante a los 20 minutos de actuación ya avisaba que se iban ya, y tanto, que se fue a un bis, que empañó el cambio que le dieron a algunas canciones de su repertorio que sonaron más contundentes y duras. Al mismo tiempo ya empezaban el escenario principal los cabeza de cartel Pet Shop Boys con unas coreografías y efectos de sonido que lucieron a gran nivel, lástima que el sonido no estuviera a la altura, el volumen bajo, y la voz no se oía nítida. Aún así todo el SOS 4.8 bailaba con los clásicos de este dúo británico.

Más tarde, y sin variar de estilo, Fangoria repetían con Nancys Rubias. Para rematar la jornada más música electrónica para quien quisiera seguir hasta el final del festival.

 

En definitiva, una edición de contrastes, con un nivel en lo musical por debajo de lo que nos tenía acostumbrados el festival en ediciones anteriores y un nombre propio como triunfadores, la banda francesa Phoenix que fue lo mejor que pudimos disfrutar durante 48 horas de música, arte y conferencias.

 

Este post también se ha publicado en Nos Gusta La Música.

¿TE HA GUSTADO ESTE POST?

Suscríbete y recibe nuevos posts como este y contenidos exclusivos de mi blog directamente en tu email.

No te enviaré spam.

Déjame tus comentarios